sábado, 17 de marzo de 2012

Look for the girl with the broken smile

Sonríe, aunque te vaya la vida en ello. Dicen que con una sonrisa todo se hace más agradable y que todas las situaciones pueden mejorar con un simple movimiento de labios. Muestra que por muchas cosas malas que te puedan suceder, ninguna es lo suficientemente fuerte como para hundirte. Que eres fuerte como una roca, y que por muchas olas que rompan contra ti, tu permanecerás ahí, quieto y en silencio, viendo como vienen hacia ti, sin hacer nada, y que al cabo de un rato, terminan marchándose por donde han venido, sin dejar ni una sola marca en tu piel. Sabes de sobra que volverán muchas más, y que te irán gastando poco a poco, pero ese no es motivo para rendirse, porque nada puede hacer que dejes de ser feliz, nada. En la vida, hay cosas buenas y cosas malas, y unas no existirían sin las otras. Es un ciclo que se repite una y otra vez, pero que al fin y al cabo, lo único que podemos hacer es permanecer en el sitio. Siendo esa gran roca que cada día lucha un millón de veces contra las olas que llegan así, sin avisar. Y nosotros lo demostramos todos los días, con una simple sonrisa.

martes, 6 de marzo de 2012

Yo no te pido la luna

- Solo quiero un "buenos días" cada vez que te despiertes a mi lado, un "buenos días" cada día de mi vida.

miércoles, 8 de febrero de 2012

La verdad es que me interesa sólo porque está prohibido

- Desea que exista un lugar al que sólo se pueda ir en noches de luna llena. Que en invierno nieve y no haga frío y que los veranos duren tanto o más como los 365 días que hay al año. Dónde se pueda gritar y lo máximo que salga de tu boca sea, simplemente, un susurro que se va apagando a medida que el viento se lo lleva. Que al dibujar algo en la arena quede grabado para siempre, y que ni siquiera se borre con la subida de la marea. Un sitio en el que esconderse cuando el resto del mundo desea comerte hasta los huesos, huesos frágiles, de cristal. Un sitio en el que se puedan contar las estrellas hasta de día y que por la noche, te conduzcan hasta el portal de tu casa después de haberte bebido una botella de ron. Ese ron que le robaste a los piratas sin parche ni pata de palo. Desea todo eso y más. Desea un lugar en el que no haga falta soñar.

viernes, 27 de enero de 2012

Tu mirada es un balcón, tú te asomas, yo te canto

Dicen que lo divertido en inglés se dice fun y que no puedes dormir si siempre vives soñando. Pero siempre habrá alguien que esté ahí para despertarte y regalarte un: buenos días. Porque a fin de cuentas, por mucho que la soledad intente abrirse camino en tu vida, por ella pasarán miles de personas y te quedarás con las únicas que realmente necesitas, con aquellas que saben sacar lo mejor de ti. Que te ayudan a crecer como persona, aquellas por las que darías cualquier cosa, aunque esté lejos de tu alcance. Esas por las que te recorrerías el mundo entero sólo por verlas un día más. Las que realmente valen la pena, las que te hacen sonrreír, las que te ayudan y las que hagas lo que hagas están a tu lado. Con las que compartes el día a día, con las que puedes reírte hasta el punto de olvidar que te hacía tanta gracia. Y personas como esas, pocas quedan. Pero yo tengo una de ellas. Alguien con quien reír y llorar. Alguien a quien querer.
Por eso, si la vida te da una persona así, tíñela de rubio y llámala Patricia.

viernes, 30 de diciembre de 2011

Irene Valiño Pato



WOW! Las nubes se muestran grises y parece que va a llover, pero... eh! Que es eso? Está saliendo el sol, aunque parezca imposible. Allá a donde vayas despejará, simplemente para que se te ilumine el día. Por eso os pido, que me dejéis ser ese sol, la que os hace ver que la vida no es negra, ni gris, ni blanca. Si no del color que tu le quieras dar. Dejarme que os pinte una sonrisa cada día en vuestra cara, un bigote que haga que os riáis de vosotros mismos o simplemente daros un toque de color. Porque aquí no vale no ser feliz, y si eres de los que no aprecian la vida... Corre! La vida está para vivirla, y el que no lo crea así, está equivocado. Tendrás un millón de sensaciones nuevas cada día, harás mil y una locuras, te podrás eufórico un millón de veces por distintas causas y notarás como corre la adrenalina por tus venas dispuesta a llegar a ninguna parte. Todo eso y mucho más. Y es que el infinito existe aunque no nos lo imaginemos, está ahí. En los números y en las sensaciones. Que como lo sé? Fácil, porque soy Irene, y puedo ser tu peor pesadilla, o aquella que te hace ver que el tiempo está de tu lado.