miércoles, 8 de febrero de 2012

La verdad es que me interesa sólo porque está prohibido

- Desea que exista un lugar al que sólo se pueda ir en noches de luna llena. Que en invierno nieve y no haga frío y que los veranos duren tanto o más como los 365 días que hay al año. Dónde se pueda gritar y lo máximo que salga de tu boca sea, simplemente, un susurro que se va apagando a medida que el viento se lo lleva. Que al dibujar algo en la arena quede grabado para siempre, y que ni siquiera se borre con la subida de la marea. Un sitio en el que esconderse cuando el resto del mundo desea comerte hasta los huesos, huesos frágiles, de cristal. Un sitio en el que se puedan contar las estrellas hasta de día y que por la noche, te conduzcan hasta el portal de tu casa después de haberte bebido una botella de ron. Ese ron que le robaste a los piratas sin parche ni pata de palo. Desea todo eso y más. Desea un lugar en el que no haga falta soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario